AmoresEternosFront

AMORES ETERNOS, prendas que merecen ser queridas para siempre o quien no aprecia una flor, no aprecia un ramo.


Es otoño en Malasaña, la luz ha caído pronto y el asfalto tiene el brillo de un viernes por la noche. Voy de camino al Café de Ruiz con mis amigas Isabel y Almudena, cuando veo en la otra acera de la Calle Santa Bárbara un letrero que llama mi atención.

AmoresEternos2

Entramos en la tienda y empezamos a curiosear entre las prendas, bolsos y joyas. Isabel me mira y la entiendo, a mi también me está pasando, nos recorre la columna algo aún sin nombre cada vez que tocamos un vestido.

Almudena se pierde entre los ochenta y nosotras seguimos en los 40s y 50s, todo muy especial.

AmoresEternosFront

Me quedo fascinada por una elegante y singular chaqueta negra, de la noche parisina, cuando escucho al fondo una voz que me dice:

– Está vendida! -es Cristina, la creadora del negocio, se me acerca y continúa- estas piezas que miras son de colección, pero no están a la venta, solo que una mujer que estuvo aquí hace dos días no ha dejado de escribirme correos electrónicos rogándome que le vendiera esta chaqueta. Al final he accedido, pero le he hecho prometer que me la cuidara bien -me precisa mientras abraza la prenda que aún tengo en las manos y que me cuesta tanto trabajo creer que no pueda ser mía-.

Todas y cada una de las piezas que podéis encontrar en Amores Eternos tienen nombre propio, año de adquisición y una historia detrás que la vincula directamente con Cristina.

AmoresEternos6

Vestidos, faldas, maxifaldas, blusas, chaquetas, abrigos, sombreros, pañuelos, pañoletas, bolsos de piel, kimonos de seda… de San Francisco, Londres, Berlín, Madrid, París, Barcelona, Nueva York, Australia… son Paula, Sakura, Ariana, Sofia, Natalie, Valentina, Margot, Samantha, Chloe…

De pronto estamos las dos frente al mostrador, hablando como lo podríamos hacer delante de un gin tonic después de unos meses de amistad. Así es el flow.

Canaria de nacimiento ha dado la vuelta al mundo un par o tres de veces. Más allá de sus orígenes, inquieta y apasionada, se ha ido construyendo y, lo que es mejor, de-construyendo a si misma.

Estuvo en Londres sin hablar aún el inglés perfecto que pronuncia hoy, formándose y aprendiendo en la mejor escuela que existe, la vida, aunque sea un tópico.

AmoresEternos11

Estudió económicas y meteórica fue su carrera dentro del mundo empresarial. Se convirtió en una de las mujeres ejecutivas de primera línea en España, codiciada por los más exigentes headhunters.

Más allá de esa vida de alta ejecutiva, en un cargo de responsabilidad remunerado en consonancia, con largas y medio huecas reuniones, Cristina tuvo y mantuvo desde siempre una pasión en sus activos.

Fascinada por el buen estilo en el vestir, en todos sus viajes se perdía en tiendas y colecciones, escogiendo con gusto y sensibilidad las prendas con más clase y siempre con una historia detrás, esa historia que a mi amiga Isabel y a mi nos hacia vibrar la columna al tocarlas. Así, año tras año, fue nutriendo lo que empezó como su colección privada y selecta de moda Vintage, que guardó para si durante años y que desde hace bien poco decidió compartir con el mundo y está viendo la luz en Amores Eternos.

A veces nos dejamos llevar por inercias y creemos que en la vida una cosa lleva a la otra, así, sin remedio, como si no tuviéramos nada que ver en ello, pero en el fondo, y si hacemos un ejercicio de honestidad, sabemos que no es así, Cristina lo sabe.

AmoresEternos4

Fue en la mañana de un día cualquiera, cansada de sentirse incoherente, cansada de no estar viviendo su vida sino la de otra que se suponía que era ella, triste de estar tan lejos de sus sueños, que se despertó y oyó en su interior un “basta, hasta aquí hemos llegado”, alto, claro y sólido. Lo decía su mente y también su cuerpo, que la acompañó a dar la noticia a la empresa para no volver. De nada sirvieron los ruegos para que regresara, por fin ocupaba el lugar que le correspondía en este mundo, el de sus sueños.

AmoresEternos9

A Cristina se le sale la vida por los ojos color avellana, porque no la retiene y la suelta, igual que soltó un estilo de vida para llevar otro más modesto en apariencia, pero mucho más rico en todo lo demás. Amores Eternos es un ejercicio de coraje. Un coraje que le viene de herencia:

– Soy como una madre y todas las prendas son mis pequeños hijitos. Quiero por igual a mi impresionante Dior de los 50’s que a las prendas mas sencillas y humildes. En cada una pongo amor y me parecen todas especiales. Como decía mi abuela: “Quién no aprecia una flor, no aprecia un ramo”.

AmoresEternos8

Comprar en AmoresEternos es comprar ropa y accesorios Vintage con clase, es cierto, pero también es comprar coherencia, estilo, historia y pasión, es comprar un sueño hecho realidad.

Mis felicitaciones para Cristina!

Podéis visitar la web y comprar online en Amores Eternos.

Pero si os podéis escapar no dejéis de ir a la tienda en la Calle Santa Bárbara 9, en el barrio de Malasaña en Madrid. Después siempre os podéis perder por sus calles y plazas y seguir dejando que vuestra alma se llene de vida en mayúsculas.

AmoresEternos12

 

 

AMORES ETERNOS, selected vintage

MyVeryBests


Una bloguera socialmente sibarita!


Post navigation


2 thoughts on “AMORES ETERNOS, selected vintage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *